¡Conoce cuáles son los cuidados y hábitos diarios para proteger tu voz!

Tener buenos hábitos es esencial para tener una larga vida como cantante, orador, actor o profesor. Te invitamos a practicar estos hábitos como complemento de una buena técnica, para así preservar los pliegues vocales de patologías:

  1. Muchos recomiendan que no uses tu voz durante la primera hora del día, así que después de levantarte, toma agua y espera un tiempo prudente (al menos 20 minutos) antes de empezar a producir sonidos.
  2. Realiza a menudo los ejercicios de relajación, respiración y calentamiento que te recomendamos en el curso: “Cantare – Canto para todos” para evitar y reducir la tensiones durante la fonación y estar preparados antes de cada jornada.
  3. Usa técnicas para evitar la fatiga vocal como: realizar ejercicios de calentamiento, realizar variaciones y dinámicas mientras hablas, hablar en una intensidad adecuada y tener momentos de descanso.
  4. Mantén siempre una buena postura mientras hablas o cantas, pues te permitirá una mejor y más fácil respiración y una buena proyección.
  5. Realiza los ejercicios de proyección vocal que te recomendamos en este curso.
  6. Detecta los signos de la fatiga vocal a tiempo y comienza el proceso de rehabilitación, no esperes a quedar “sin voz” para tratarte. Algunos signos pueden ser: tos, ardor, dolor, resequedad, cambios en las características de tu voz, dificultad o necesidad de hacer un esfuerzo excesivo para producir la voz, etc.
  7. Usa las técnicas de respiración, fonación, articulación y resonancia adecuadas al cantar o al hacer una presentación oral, pero también en todo momento. No servirá de nada cuidar tu voz solo para las presentaciones y luego hablar en la vida diaria sin tener en cuenta la técnica.
  8. Duerme bien. Normalmente se recomiendan entre 6 a 8 horas diarias, según tu estilo de vida y ciclos del sueño, pero de nada sirve acostarte en la cama durante ese tiempo si tu sueño no es reparador, se te dificulta dormir, si te despiertas constantemente, etc. Por lo que debes trabajar en crear este hábito de descanso real y reparador.
  9. Haz ejercicio. No lo tomes solo como tener que ir al gimnasio o seguir cierta rutina. Busca un tipo de ejercicio o deporte que te guste, puedes unirte con amigos a jugar tu deporte favorito una vez a la semana, hacer caminatas diarias, elegir subir las escaleras en lugar del ascensor o practicar algún estilo de danza que te guste. ¡Lo realmente importarte es que te muevas!
  10. Ten una alimentación balanceada. Este, como los demás consejos, ponen en evidencia que si deseamos tener una voz sana, debemos cuidar nuestro estado de salud general.
  11. Ten agua cerca y bebe a menudo y gradualmente. Toma agua antes, durante y después de tus jornadas de trabajo, clases o presentaciones.

Como acabas de evidenciar, nuestro estilo de vida y hábitos influyen directamente en nuestra salud vocal, así que no esperes a que sea demasiado tarde. 

Cuéntame si conocías estos cuidados y qué otros cuidados han sido útiles en tu proceso vocal. 

¡Te leo en los comentarios!

Recuerda: si quieres más recomendaciones como estas y mucho más contenido de valor, échale un vistazo a nuestro curso de técnica vocal: “Cantare – Canto para todos”. De seguro te gusta. 

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *